Categorías

Archivos

GNL: Qué es, ventajas y proyección de futuro

GNL: Qué es, ventajas y proyección de futuro

La sostenibilidad es un reto global que nos afecta a todos y el transporte profesional también tiene que dar una respuesta. En este sentido, la apuesta por el desarrollo y fabricación de vehículos pesados más sostenibles apuntan al GNL como la mejor opción para la larga distancia. José María Chamizo, Gas Business Development Manager en IVECO, respondió todas las preguntas que le hicimos en Fruit Attraction, para analizar las nuevas tendencias del mercado.

Parece evidente, pero ¿qué es el gas natural?

Es una pregunta que me hacen mucho. Es el mismo que nos puede llegar a casa, por ejemplo, para cocinar. La diferencia es que, este gas, si lo pusiéramos en un vehículo, nos ocuparía mucho espacio y tendría poca autonomía, por eso cambiamos su estado. Tenemos dos posibilidades, por un lado, el Gas Natural Comprimido (GNC), que es el mismo, pero comprimido a 200 bares de presión.

El GNC es perfecto para el reparto urbano, porque nos da una autonomía de 300-400km para las furgonetas, o de 700 para un camión. Ahora bien, para el transporte de larga distancia, nacional o internacional, no es suficiente. Aquí es donde aparece el Gas Natural Licuado (GNL), con el que básicamente bajamos la temperatura 162ºC para ganar una autonomía de hasta 1.600km.

¿Cómo combatimos los miedos que hay alrededor del gas?

Es un fluido con el que ya estamos acostumbrados a trabajar. El protocolo de seguridad que hay con el gas se rige bajo el reglamento 110. ¿Qué más incluye respecto a otros carburantes? Pongamos un ejemplo: lleno el depósito de mi camión con diésel, me olvido de quitar la manguera y me la llevo. Con gas natural sería imposible, porque hay un dispositivo de seguridad para evitar que se encienda el motor cuando la tapa del depósito está abierta. Además, es un fluido más denso que el aire, por tanto, en caso de fuga, iría hacia arriba.

¿De qué depende la autonomía?

Hay dos factores: la capacidad de almacenaje del vehículo, cuanta más capacidad, más autonomía; y el consumo, a mayor consumo, menor autonomía.

¿Hay una red suficientemente desplegada para el repostaje de GNL?

Hay empresas, como Red Tortuga, que se están moviendo para ofrecer esta alternativa en su extensa red de estaciones de servicios. Eso es un indicativo de que hay un interés, de que estamos creciendo de manera exponencial: en España empezamos el 2018 con unas 25 estaciones con GNL y lo cerraremos con casi 50. En Europa, el próximo año, tendremos más de 500. Todavía no se puede equiparar al diésel, pero vamos por el buen camino.

Hay países, como Alemania, que ya han anunciado la extinción de los peajes para los vehículos de alto tonelaje de gas natural. ¿Crees que en España se podrían activar medidas similares?

Gracias al nuevo etiquetado de la DGT se han clasificado los vehículos según sus emisiones. Al gas les corresponde la etiqueta ECO, con lo que la administración está diciendo que este vehículo contamina menos. Eso quiere decir, por ejemplo, que podrá acceder al centro de grandes ciudades en episodios de alta contaminación. Otras medidas que están promoviendo el uso de combustibles más limpios: el horario para carga y descarga, con un diésel, está limitado hasta las 13h; con GNL, hasta las 15h. Por otro lado, Alemania anunció a principio de año un Plan de Ayudas para vehículos de gas natural.

En España ya se hizo, pero la demanda fue tan grande que se agotó en 24 horas. Y en cuanto a los peajes, el Parlamento Alemán ha aprobado esta medida para vehículos de más de 7,5t en autopistas y carreteras nacionales, y seguro que marcará diferencias con otros estados miembros de la UE. Es mucho ahorro para un transportista, que puede llegar a ahorrarse 18.000€ de media por 100.000km recorrido por peajes. Es un incentivo claro para un transporte más sostenible en el país.

¿En qué medida permite ahorrar y ser competitivo para el transportista, la adquisición de un camión a gas?

Primero tiene que haber una red de estaciones que se adapte a su trabajo. Otro punto es saber hacia dónde nos están impulsado las administraciones, que yo creo que, claramente, es a dejar el diésel poco a poco. Otro factor fundamental es que haya un vehículo que me sea útil para mi trabajo: nosotros ofrecemos un camión de 470Cv y un motor de 13l de GNL que es el que utilizan la mayoría de nuestros clientes.

Y ¿cómo podemos hacer ventajosa esta inversión? Analizando su coste a corto y largo plazo. Aproximadamente, un 10% tiene que ver con la compra del camión, un 33% con el conductor, un 6% con el mantenimiento y las reparaciones y un 18% con los peajes. ¿Y el combustible? Representa un 36%. Un transportista, nacional o internacional, que haga unos 150.00km al año, se deja más de 5000€ al mes de media en combustible. El ahorro, pasando a GNL, sería de unos 1.500€ al mes. ¿Por qué? Porque el diésel está, aproximadamente, a 1,30€/litro, y el gas, a 0’83, ¡con IVA!

¿Dónde está la trampa?

No la hay. Básicamente, la diferencia es por las penalizaciones que se les están imponiendo a los otros combustibles, que están cargados de impuestos. Y más que tendrán.

IVECO está haciendo una clara apuesta por el GNL, pero ¿en qué punto estáis respecto al eléctrico?

Nosotros apostamos por todas las alternativas, porque depende del trabajo que tengas que hacer, tendrás que utilizar un combustible u otro. La elección dependerá del consumo. En IVECO apostamos en híbridos, gas natural puro y eléctricos, por ejemplo, para los autobuses. También tenemos una furgoneta de reparto que es totalmente eléctrica. El problema está en que, ahora mismo, el coste del vehículo eléctrico, es muy alto. Y en el caso del vehículo pesado, todavía no está listo. El transportista de larga distancia necesita una tecnología que le permita trabajar como con el diésel, o mejor. La única alternativa sostenible, a 15 o 20 años, es el GNL.

Algunas predicciones apuntan a que, en 2050, el GNL representará entre el 35 y el 50% del mercado. ¿Crees que será así?

Lo que sí que puedo decir es que el transporte está evolucionando hacia este camino. Si yo quiero mantener la carga, una autonomía que sea considerable y un combustible barato, fácil de manejar y rápido de repostar, del que hay muchísima producción: la única alternativa para la larga distancia es el GNL. En el ámbito urbano habrá más posibilidades.

¿Qué porcentaje de ventas representa el GNL para IVECO?

En España estamos en el 10%, y en Francia en el 25%. Apostamos por duplicar estas cifras, y más si empresas como Red Tortuga apuestan también por hacer crecer la red de estaciones.

¿A qué se debe esa diferencia de ventas entre países?

Es una cuestión administrativa, de restricciones del Gobierno y de modelo energético. Cada país es diferente. España, por ejemplo, es el que más desarrollado tiene el suministro de GNL en toda Europa. Son temas de normativas, de consciencia social, impositivos… pero al final, todos llegaremos al mismo fin.

Cualquier ayuda que haga la administración es fundamental, porque cualquier tecnología nueva genera dudas al consumidor. La contaminación es real, solo hay que ver la calidad del aire que envuelve a las grandes ciudades. Hay que cambiar, seguro, ya.

¿Y qué nos aportará el GNL en este sentido?

Hay dos ventajas claras para el medio ambiente. La primera, es en cuanto al calentamiento global: un vehículo a gas natural emite entre un 10 y un 20% menos de CO2. Y estamos trabajando en desarrollar el biometano, lo que supondría una reducción del 100%. Por otro lado, el GNL emite casi cero partículas y un 60% menos de NOx respecto al diésel. Eso afecta directamente a la calidad del aire, lo que tiene efecto directo en la salud de las personas. No hay duda que el gas natural es mucho más ecológico y mucho mejor para el Medio Ambiente.

Hay interés, hay distancias, hay reticencias… ¿qué respuesta de mercado tenéis? 

Depende del tipo de cliente, pero cada vez hay más interés. Lo que marca la diferencia es cuando el transportista lo prueba directamente. Ahí es donde se da cuenta de todas las ventajas del GNL.

¿Qué son los modelos Natural Power?

Es toda la gama que tenemos dedicada al gas natural. Tenemos vehículos que van des de las 3,5t, que es reparto urbano, hasta las 7t. Después hay la gama Natural Power Media que es vehículo Euro cargo, de 12 a 16t. Y nuestra gama pesada. Este año se ha sacado un modelo, Stralis NP, con 470Cv y un motor de 13l de GNL, que te da 1.600km de autonomía.